Saltar al contenido

Remedios para garganta irritada por reflujo gástrico, acidez estomacal

Remedios para garganta irritada por reflujo gástrico, acidez estomacal

La garganta irritada es un padecimiento que suele tener muchas causas, sin embargo, muchas personas no saben que en la mayoría de los casos es producto del reflujo gástrico. Por ello, en esta oportunidad te contaremos como puedes evitar este tipo de afección y tu garganta se vea recuperada.

La garganta irritada y sus causas más frecuentes

La garganta es una zona de nuestro cuerpo bastante delicada. Ingerir elementos con temperaturas muy frías o, por el contrario, muy calientes, puede llegar a causar molestias severas.

De igual forma, hablar en exceso puede llegar a irritar la garganta y causar ardor y molestias al tragar. Hablar en un tono de voz alto, en ambientes ruidosos, puede perjudicar también la salud de nuestra garganta.

Otras causas como el humo de cigarrillo, el humo de los automóviles, los productos químicos de limpieza, etc. Pueden llegar a causar molestias.

La irritación en la garganta por reflujo gástrico es una causa muy común

En muchas ocasiones, más de lo que se piensa, una garganta irritada puede deberse a la influencia del reflujo gástrico. Si tienes la garganta constantemente irritada y aun no sabes la causa, deberías hacerte la siguiente pregunta. ¿Sufro de acidez estomacal constante? De ser positiva la respuesta, debes saber que es muy posible que la afección se deba al reflujo.

Ahora bien, de seguro te preguntarás ¿Cómo es posible? Pues es muy sencillo. Si padeces de acidez estomacal, sabrás que es común sentir una sensación de ardor en el estómago y a lo largo de todo el tubo digestivo, sobre todo después de comer. Esto se debe a que los ácidos gástricos se producen en exceso y suben hasta la garganta. De este modo se irrita.

Esto, medicamente, se conoce como reflujo y es un problema que debe ser tratado para eliminarlo de raíz. Los ácidos gástricos es lo que hace que los alimentos puedan ser digeridos correctamente, sin embargo, cuando hay un desequilibrio en el organismo, se produce una mayor cantidad de estos y suele producirse el reflujo.

¿Por qué el reflujo produce irritación en la garganta?

El reflujo al entrar en contacto con la garganta causa una leve inflamación que de paso a la irritación. Seguramente, justo después de comer, comienzas a sentir una sensación quemante que comienza en el estómago y termina en tu garganta, en ocasiones, cuando es más fuerte, llega a producir nauseas.

El reflujo es un ácido que no debería estar en contacto con otras partes de nuestro organismo debido a que es muy fuerte para ser tolerado. Por ello, se produce la irritación.

Debes saber que si la causa de tus molestias son producto del reflujo debes eliminar la causa de raíz, es decir, sanar tu estómago. De lo contrario, por más que uses productos para aliviar tu garganta, con conseguirá resultados duraderos.

Remedios caseros que pueden ayudarte a tratar la garganta irritada por reflujo gástrico

Ahora que ya sabes las causas de esta problemática de salud, el siguiente paso es saber cómo puedes tratar la afección. Hemos elaborado para ti el siguiente listado para brindarte resultados rápidos y eficaces.

Manzanilla

La manzanilla es, verdaderamente, un prodigio de la naturaleza. Es muy útil para muchas cosas y puede tratar los problemas estomacales efectivamente. Para tratar el reflujo y evitar que llegue hasta tu garganta, solo debes hacer un té de manzanilla y tomarlo de dos a 3 veces por día. Si deseas hacerlo después de cada comida mucho mejor.

Esta bebida puede neutralizar el exceso de ácidos gástricos y, como consecuencia, evitar que lleguen hasta tu garganta.

Agua con limón

Quizás te parezca algo contradictorio pensar que el limón, por su alto contenido de ácido cítrico, puede ayudarte a mejorar estomacalmente. Sin embargo, está demostrado que el limón, gracias a sus propiedades alcalinas contribuye a que los ácidos gástricos se neutralicen.

Debes agregar el zumo de medio limón en un vaso de agua y tomarlo después de cada comida. Poco a poco, tu organismo se acostumbrará y comenzará dejar de producir los ácidos gástricos en exceso.

Jengibre

Son muchas las propiedades curativas que caracterizan al jengibre. Los aportes que hace para sanar las enfermedades estomacales son muy rápidos y ampliamente recomendados por especialistas.

Al consumir jengibre, las enzimas de tu cuerpo se verán estimuladas, por lo tanto, la digestión se hace mucho más fácil y los jugos gástricos dejan de producirse excesivamente.

Debes consumir en jengibre en infusión. Solo debes agregar unas 4 o 5 cucharadas de jengibre en litro y medio de agua. Si ves que queda muy suave, la próxima vez hazlo en un solo litro de agua. Es importante que al tomarlo esté frio para que además refresque tu estómago. Tómalo varias veces al día y comenzarás a notar resultados la misma semana.

Cambios de hábitos alimenticios

Además de los productos indicados anteriormente, un cambio en los hábitos alimenticios puede proporcionarte excelentes resultados al momento de erradicar el problema del reflujo. Conseguirás dos beneficios principales: Te sentirás mejor estomacalmente y, en consecuencia, tu garganta no se irritará más por esta causa.

  • Consumir alimentos bajo en grasas saturadas es el comienzo para mejorar tu alimentación. Trata de evitar comer muchas frituras y opta por nuevas formas de cocer los alimentos.
  • Consume más vegetales y frutas. Siempre se ha recomendado y los médicos no dejan de insistir en ello. Aparte de las vitaminas y minerales que proporcionan las frutas y los vegetales, su consumo puede ayudar a digerir mejor los alimentos.
  • Evita también consumir lácteos en exceso, el chocolate y el café, pues pueden agravar la situación al irritar más tu estómago y a la par tu garganta. El consumo de mucha azúcar afecta directamente la producción de jugos gástricos en exceso, por ello, evita comer dulces excesivamente.
  • Consume mucha agua durante el día y sobre todo no debes ingerir alcohol. El alcohol de por si irrita el estómago y causa acidez, así que para mejorar debes dejar de tomarlo.
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin