Saltar al contenido

Placas en la garganta antibióticos, es contagioso ¿que puedo tomar?

Placas en la garganta antibióticos

Una de las causas mas frecuentes de necesitar la ayuda de un pediatra es la faringoamigdalitis, en la cuál uno de los síntomas más notorios son las placas en la garganta (antibióticos mas utilizados)

Comenzaremos, este artículo, primero con una breve definición de lo que son las placas en la garganta, que las causa, los síntomas que se presentan y otros aspectos, que permitirá al lector formarse  una idea más clara sobre el tema que se desarrollara a lo largo del mismo.

Placas en la garganta antibióticos

¿Porque se producen las placas en la garganta?

Regularmente las placas se producen por bacterias y otros microorganismos, que atacan y  tejidos inflamados,  cuya apariencia y consistencia pueden trocar dependiendo del tipo de tejido y de las heridas que le hubieran afectado, tienen un color amarillento o verdoso y causan dolor y se convierten en un obstáculo  a la hora de comer alimentos y también de tragar saliva, se manifiestan con bolsas de pus en la garganta

La aparición de placas en la garganta en si no es maligno, pues comporta una señal de que el sistema inmunológico  está defendiendo al organismo  contra una infección ya que la cavidad  bucal es la entrada principal del cuerpo y es en ella a donde llegan los virus, bacterias y gérmenes, sin embargo,  provocan situaciones fastidiosas  a quienes las sufren.

Existen algunas enfermedades, que pueden ocasionar la aparición de placas en la garganta, como el resfriado o la gripe, por que atraen a los virus (si son de origen viral no se recomienda el uso de antibióticos), la amigdalitis (debido a la inflamación).

¿Que puedo tomar?

Es importante acotar que las placas no aparen por causa del frio, pues estas siempre se deben a la acción de microorganismos  y bacterias

Estas lesiones cuando aparecen en garganta de una persona, esta presenta síntomas entre los cuales tenemos:

  • Dolor y dificultad al tragar.
  • Fiebre, en casos de infecciones bacterianas es alta.
  • Dolor de oído, mandíbula y cabeza.
  • Manchas blancas en la garganta.(por acumulación de pus)
  • Inflamación de las amígdalas.
  • Mal aliento, producido por las baterías.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos, responsables de eliminar cualquier germen que se aloje en la garganta.
  • Rojez en la garganta, pudiéndose observar las amígdalas hinchadas y envueltas de una sustancia de color blanquecino.

Si  las placas no son tratadas adecuadamente, se pueden presentar complicaciones debido a que la infección que la provoca se puede esparcir a otras partes del cuerpo, la hinchazón del as amigadles pueden obstruir la espiración.

En el caso de las placas en la garganta que usualmente son síntomas de una infección, los antibióticos juegan un papel principal en el combate de la misma, (siempre y cuando su origen sea bacteriano), ya que estos eliminan con eficacia las  baterías que la producen, entre los antibióticos más comunes tenemos:

Benzetacil. Es inyectable y contiene benzatina, al ser su contenido denso, causa dolor y malestar al ser administrado, en este caso el galeno puede recetar su aplicación en conjunto con un analgésico local, también se puede aplicar una compresa caliente en la zona (regularmente los glúteos), para aliviar la dolencia.

Es importante alertar que durante su administración la persona no debe ingerir bebidas alcohólicas, porque puede aumentar el efecto del alcohol en el organismo, especialmente en el hígado. Se requiere de récipe médico para su adquisición

Amoxicilina. Este fármaco pertenece a la familia de las penicilinas, es un bactericida (destruye a los microbios), cuando es administrado de manera errónea, las  bacterias, producen una enzima llamada betalactamasa, que logra que este antibiótico deje de ser eficiente, de allí se desprende la importancia que tiene el hecho de administrarla de manera adecuado y en casos específicos.

Se administra vía oral y con o sin alimentos, cumpliendo con exactitud con el tiempo ordenado por el médico, así paciente presente mejoría, de lo contrario la infección puede reaparecer. Los efectos  secundarios más   usuales y frecuentes de tomar este antibiótico, son diarreas, vómitos y nauseas, en casos extraordinarios  y muy raros se pueden dar casos de candidiasis.

Azitromicina. Antibiótico de amplio espectro, que actúa en varias bacterias, se absorbe rápidamente a través del tracto gastrointestinal, penetra veloz y extensamente en varios tejidos del organismo entre ellos están las amígdalas.

En caso de amigdalitis, se recomienda un tratamiento de 5 días con una dosis de una gragea  de 500mg  diario.

Este antibiótico muestra escasos efectos secundarios, cuando es administrado adecuadamente bajo supervisión médica, los más comunes son flatulencias, dolor abdominal, vómitos.

Referencias:

Faringoamigdalitis específicas. Manifestaciones faringeas de las enfermedades sistémicas

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin