DMCA.com Protection Status Saltar al contenido

Placas Blancas en la Garganta Sin Fiebre ni Dolor

Placas blancas en la garganta sin fiebre ni dolor

En ocasiones las preocupaciones por el aparecimiento de placas blancas en la garganta pueden desencadenar una serie de preocupaciones.

Debido a que la garganta es uno de los conductores que guían el paso del bolo alimenticio y el aire.

No se puede saber con exactitud el tipo de enfermedad a la que nos podemos enfrentar si no se realiza una visita al médico para que él sea la persona que conduzca el tratamiento de la afección o de los síntomas para detenerlos.

En algunos casos los síntomas pueden ser variados no existe un estándar para identificar el tipo de enfermedad al que las personas están expuestas.

Por otra parte, se dice que la fiebre es uno de los principales síntomas para identificar una enfermedad en la garganta, aunque existen otros criterios que aseguran que puede existir aparecimiento de placas blancas en la zona sin provocar fiebre.

Normalmente el origen de las placas en la garganta se debe a dos condiciones la primera que consiste en una infección vírica o virus y la segunda por una infección bacteriana.

Si las placas son producidas por infecciones de tipo bacteriano es muy posible que se ataque con mayor severidad al sistema respiratorio y que la fiebre se produzca en mayor proporción.

Contenido de la Página

Síntomas de las placas en la garganta

Si sientes alguno de estos síntomas o presentas algún cuadro que dé inicio a cualquiera de estas infecciones antes mencionadas es necesario que revises cada uno para descartar posibles amenazas que compliquen el estado normal del sistema respiratorio.

  • Existencia de dolor de garganta acompañado de un dolor o molestias al tragar saliva o cualquier tipo de alimento.
  • Dolor molestó en los oídos
  • Enrojecimiento de la garganta con la presencia de amígdalas inflamadas y cubiertas de una sustancia de color blanquecino.
  • En algunos casos se puede presentar fiebre, pero en otros casos su aparición no es evidente.

Tratamiento para combatir las placas blancas de la garganta

Una de las maneras de tratar estas infecciones es a través del uso de fármacos y antibióticos, siguiendo respectivamente cada uno de los pasos del recetario para evitar un efecto rebote o lo que significa el regreso de la enfermedad.

Los fármacos pueden ayudar a disminuir los dolores y malestares de los síntomas como la inflamación de la garganta provocada por las placas de pus.

También se puede realizar remedios caseros utilizando los siguientes ingredientes:

Agua tibia con miel para hacer gárgaras de agua tibia con una pizca de sal durante un tiempo prolongado de 5 a 7 minutos.

Prevención de placas de pus

Las formas de prevenir las placas de pus en la garganta son aquellas que se muestran enseguida:

  • No tocar las placas.
  • Evita alimentos con temperaturas excesivamente calientes o frías
  • Santa con alguna prenda como bufandas
  • Toma un descanso

Cómo se logra contraer amigdalitis estreptocócica

Esta afección en la garganta y amígdalas es causada por bacteria la tarde nominada estreptococos del grupo A. Estás bacterias pueden llegar a vivir en la nariz y garganta de las personas sin causar enfermedades sin embargo llegan a propagarse mediante el contacto de estornudos de una persona previamente infectada.

Si se ingiere algún alimento del mismo vaso oblato de una persona infectada es muy posible contagiarse.

Síntomas amigdalitis estreptocócica

Los síntomas de la amigdalitis estreptocócica integran los siguientes.

  • Dolores en la zona de la garganta
  • Molestias al tragar alimentos
  • Enrojecimiento acompañado de inflamación de las amígdalas
  • Presencia de placas blancas en la garganta
  • Aparecimiento de puntito en el paladar
  • Inflamación de ganglios linfáticos
  • En niños es muy común presentar fiebre que en los adultos
  • Dolor de cabeza y estómago con náuseas.

Es preciso enfatizar que las amigdalitis estreptocócicas provocadas por bacterias no incluyen o involucran síntomas como la tos, ronquera áspera ni conjuntivitis.

Prueba simple para obtener resultados rápidos

Cómo hacerlo ha especificado en los apartados anteriores antes de descartar una posible enfermedad es necesario que el médico o especialista en la materia sea quién realiza el diagnóstico para identificar la enfermedad con seguridad.

Por ello una prueba de estreptococo rápida incluye dos métodos.

Primero: Tomar una muestra de la garganta utilizando hisopos. Si la prueba es positiva es posible que el profesional envíe antibióticos para tratar la enfermedad.

Segundo: En algunos casos el cultivo con una muestra recogida de la garganta resulta eficaz para determinar una atención médica adecuada frente a severas sospechas de que exista una amigdalitis estreptocócica descubierta en laboratorio.

La utilización de antibióticos para sentirse mejor rápido

Todos los resultados moriré aquí te las pruebas ayudan al médico especialista en surcaron especial atención y decidir sobre la salud de los pacientes cómo estás determinadas infecciones para intentar Buscar métodos antibióticos que permitan reparar los daños e incluso remover las placas de la garganta.

Los antibióticos que pueden administrarse ayudan a:

  • Disminuir el tiempo de la inestabilidad el sistema respiratorio
  • Aliviar síntomas
  • Prevenir contagio a otras personas
  • Prevenir complicaciones más graves incluso enfermedades complejas que te llegan hasta el corazón articulaciones y cerebro.

Por lo que después de haber seguido correctamente las instrucciones del médico es momento de indicar mejoría del tratamiento.

Es recomendable que el antibiótico recetado te siga exactamente al pie de la letra como indica su médico de confianza.

En caso de que se sienta mejor no suspenda su uso a menos que el médico le proporcione otras indicaciones e instrucciones.

Consejos para prevenir la amigdalitis estreptocócica.

No existe ningún tipo de vacuna que ayuda en la prevención de esta afección, sin embargo, citamos a disposición del lector algunos consejos para prevenir o en su defecto amortiguar los síntomas desde sus inicios

  • Evite el contagio a lavar frecuentemente las manos. Y mezclar alimentos con aquellas personas que han sido afectadas de esta enfermedad con anterioridad.
  • Evite compartir aquellos utensilios como tenedores y vasos.
  • Aquellas personas que tengan ciertos dolores de garganta deben cubrirse la boca al estornudar.
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin