Saltar al contenido

Gárgaras para infección de garganta caseras con bicarbonato, agua oxigenada y vinagre.

Gárgaras para infección de garganta caseras

Todas las personas en algún momento han pasado por la molestia de tener un dolor de garganta, esto se puede deber a varios factores como cambios bruscos de temperatura, formar demasiado la voz o en el peor de los casos por infecciones de origen víricas o bacterianas. Independientemente de la causa que lo provoque, existen algunos remedios caseros que pueden ayudarle a disminuir los síntomas, entre los que destacan el uso de agua oxigenada, bicarbonato y vinagre.

Tratar el dolor de garganta producido por irritación puede evitar que una simple irritación se convierta en faringitis, anginas, afonía o infecciones fuertes.

Un excelente aliado para la salud de su garganta

Uno de los productos más eficaces para aliviar las infecciones de garganta es el agua oxigenada. Esta ayuda acelerar el tiempo de cicatrización y sanación de lesiones, al mismo tiempo que ayuda a mantener la salud bucal eliminando bacterias y microbios que puedan causar enfermedades.

Es una de las alternativas naturales por excelencia para combatir las infecciones de garganta utilizando la para hacer gárgaras. Para ello deberá seguir los siguientes pasos:

  • Es importante tener un buen aseo de la cavidad bucal antes de utilizar el agua oxigenada para hacer gárgaras. Cepille bien sus dientes para eliminar cualquier resto de comida que haya quedado.
  • Debe diluir el agua oxigenada en agua. Tenga en cuenta que se trata de un agente astringente bastante fuerte. Para ello debe diluir 1 cucharada de agua oxigenada en un vaso lleno hasta la mitad de agua potable.
  •  Hacer gárgaras con esta mezcla durante unos 5 minutos aproximadamente.
  •  Debe repetir este proceso por lo menos dos veces al día.

Como puede ver se trata de una solución simple para eliminar las infecciones de garganta de modo casero con un elemento fácil de conseguir que además resulta bastante económico. Además, le ayuda a eliminar cualquier otra infección que pueda haber en la cavidad bucal. Es un excelente método para tratar aftas y heridas.

Bicarbonato de sodio para combatir infecciones de garganta.

El bicarbonato de sodio es otro de los grandes aliados para combatir las infecciones de garganta, además, resulta ser un excelente complemento para conservar su salud bucal pues ayuda al eliminar la placa dental y combate el mal aliento.

El bicarbonato de sodio no es más que es la sal que se forma de la mezcla de hidróxido sódico que deriva del ácido carbónico (NaHCO3), ello ayuda a conservar un equilibrio químico en el cuerpo. Es ampliamente utilizado como parte de remedios naturales pues no es toxico, incluso se utiliza como parte de la repostería en varias recetas.

Es excelente para lograr blanquear los dientes, eliminar manchas y resulta ser una muy buena alternativa a la crema dental. Como remedio para quitar el dolor de garganta causado por una infección es altamente eficaz, fácil de conseguir y económico.

Para hacer gárgaras para combatir las infecciones de garganta debe seguir los siguientes pasos:

  • Disuelva una cucharada de bicarbonato sódico en una taza de agua caliente. Remueva bien para asegurarse que el bicarbonato se disuelva por completo.
  • Dar pequeños sorbos de la mezcla y tratar de mantenerlo en la garganta. Inicie haciendo gárgaras por unos 30 segundos aproximadamente.
  • Una vez que haya transcurrido este tiempo deberá escupir la mezcla.
  • Repetir el mismo proceso hasta terminar todo el contenido.
  • Hacer gárgaras con esta mezcla por lo menos 3 veces al día.

Está mezcla le ayudara a desinflamar de manera rápida su garganta, además de eliminar bacterias y gérmenes que puedan estar presentes. Puedes agregar el zumo de medio limón Para potenciar el efecto de este remedio casero además le ayudara a tener un aliento fresco.

Algunas precauciones.

Aunque se trata de un remedio natural no tóxico algunas personas pueden presentar reacciones adversas sobre todo si se tragan el bicarbonato como náuseas, vómitos, acidez estomacal, flatulencias, ansiedad, debilidad muscular o dificultades respiratorias.

Las bondades del vinagre.

El vinagre es uno de los elementos más reconocidos que se encuentran en todas las cocinas, sin embargo, sus bondades y usos van más allá de ser un elemento para las ensaladas, es rico en vitaminas A y C además de minerales.

El vinagre, bien sea el de manzana o el de vino, se puede utilizar para combatir las infecciones de garganta, pues ayuda a matar los gérmenes, para ello solo deberá:

  • Utilizar vinagre de manzana, preferiblemente, aunque el de vino también puede funcionar.
  • Disolver el vinagre en un poco de agua en una proporción igual a 50/50, justo antes de utilizarlo.
  • Sorber tragos pequeños e intentar hacerlos llegar lo más profundo que se pueda hacia la garganta.
  • Mantener durante unos 2 minutos haciendo gárgaras.
  • Escupa la mezcla y repita el procedimiento hasta que se termine.
  • Hágalo al menos 3 veces por día.

Otras alternativas.

Además de lo anteriormente expuesto existen otras alternativas para hace gárgaras que resultan altamente efectivas basadas en productos de origen natural, como, por ejemplo:

  • Bicarbonato de sodio y sal diluidos en agua.
  •  Pimienta de cayena.
  •  Tomillo seco.

También puede tomar tés e infusiones que ayudan a reducir las infecciones de garganta como:

  • Té de manzanilla.
  • Té de salvia.
  • Té verde.
  • Té de raíz de regaliz.
  • Té de jengibre.
  • Infusión de tomillo.
  • Infusión de hojas de limón.
  • Infusión de miel y limón.

O también puede intentar con otros métodos que además le ayudarán a reducir los dolores de garganta:

  • Los clavos de olor son muy buenos para eliminar el dolor de garganta, solo debe masticar unos cuentos y en pocos minutos notará un efecto calmante en su garganta.
  • Consumir caramelos de miel y jengibre, además de ser muy sabrosos ayudan a combatir las infecciones gracias a las propiedades antibióticas y antinflamatorias de sus ingredientes.
  • Tomar un licuado de plátano, moras azules, granada, yogurt y miel.
  • Tomar licuados de fresas, puede ser con agua o leche, según sea su gusto particular.
  • Tomar leche caliente con un poco de coñac o whisky y miel, tenga cuidado de no consumirlo cerca de la hora en la que vaya a dormir pues le puede producir insomnio.
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin