Saltar al contenido

Flema en la garganta que no se quita, causas y tratamientos naturales

Flema en la garganta que no se quita

La flema en la garganta es una problemática sumamente molesta que afecta a muchas personas alrededor del mundo. Si has probado ya distintos tratamientos y no consigues alivio, presta atención pues, en el siguiente artículo, te mostraremos las causas y el tratamiento indicado cuando la flema se resiste a ser eliminada.

¿Cuáles son las causas más frecuentes por las cuales aparece la flema en la garganta?

La sensación de tener una flema pegada a la garganta y que no se quita en todo el día es, verdaderamente, una sensación desesperante. Sin embargo, es posible eliminarla siempre y cuando se identifiquen las causas de tal afección. Por ello, te presentamos las causas comunes que producen esta molestia para que puedas tratar el problema de raíz.

Goteo posnasal

Cuando el sistema respiratorio produce mucosidad en exceso, esta tiende a acumularse e ir descendiendo por la zona posterior de nuestra garganta. Toda la mucosidad se desplaza por allí y es cuando se produce esa molesta sensación de tener flema en la garganta todo el tiempo.

Además, el goteo posnasal también produce carraspera e irritación en la garganta pues la persona se encuentra siempre tratando de aclarar la garganta.

Reflujo gástrico

Esto sucede en el momento en el cual los jugos gástricos suben por el tubo digestivo y llegan hasta el esófago. En este momento las membranas suelen irritarse y se produce la mucosidad. Este problema suele aumentarse diariamente, pues la persona que sufre de reflujo, siempre después de comer padece el retorno de los jugos gástricos que llegan a la garganta.

Pólipos nasales

Este padecimiento se caracteriza por la formación de pequeñas masas que comienzan a crecer en el interior de la nariz y también en lo senos paranasales. Cuando ya hay la presencia de varios pólipos, se produce un goteo de la mucosa directamente en la garganta. Por ello, la sensación de tener una flema en la garganta nunca desaparece.

Sinusitis

Su carácter crónico hace que los senos paranasales produzcan mucosidad durante todo el día y este sea drenado directamente hasta la garganta. Es una de las causas más frecuentes y suele acompañarse de dolor de cabeza, malestar en al área de la nariz y el rostro en general.

Desvío del tabique nasal

Bien sea consecuencia de un golpe o de carácter hereditario, una desviación del tabique hace que respiremos con dificultad. Por ello, el organismo producirá más mucosas de lo normal y estas se alojarán en la garganta.

Exposición constante a humo de cigarrillo

Si te encuentras constantemente expuesto a la influencia del humo del cigarrillo o a olores fuertes de químicos, etc. Es muy posible que esta sea la causa de la flema. El humo del cigarrillo y las sustancias químicas pueden llegar a irritar la garganta, a tal punto que se produzca la sensación de tener algo siempre pegado a la garganta.

Otras causas menos comunes

Los tumores o los problemas de tiroides suelen ser causas menos comunes en esta problemática.

Tratamiento para erradicar la flema constante de la garganta

Cómo pudiste observar, hay condiciones que requieren tratamientos como la intervención quirúrgica, en el caso del desvío del tabique nasal, por ejemplo, para poder eliminar esta molestia. Sin embargo, en el caso de las otras condiciones, hay unas alternativas muy eficaces para liberarnos de la flema constante en la garganta de una vez por todas.

La toma de antialérgicos

Muchas veces, tomar antialérgicos suele ayudar a que la producción de mucosidad se reduzca. En consecuencia, habrá menos presencia de mocos en la garganta y la persona se sentirá mucho más aliviada.

La ingesta de agua

Parece increíble, pero algo tan sencillo como mantenerse hidratado con la ingesta de agua diariamente puede hacer que la flema se reduzca. Esto es posible debido a que el agua puede hacer que la producción de mucosidad sea mucho menos pegajosa, por lo tanto, habrá mocos, pero no se quedarán pegados en la garganta.

El agua con sal

Este es uno de los tratamientos más antiguos y más efectivos. Hacer gárgaras con solución salina puede despegar inmediatamente la flema de tu garganta a la par que elimina la irritación y mata las bacterias que puedan estar presentes es esta zona por el exceso de mucosidad.

Inhalar el vapor de agua

Al inhalar el vapor del agua hirviendo, la mucosa, se hidratará y se suavizará. Así se facilita la eliminación de esta flema y evita que se quede pegada en nuestra garganta.

El limón y la miel

Esta combinación es excelente para eliminar la flema. El limón, puede volver líquido el moco y hacer que se despegue de la garganta, mientras que la miel humecta y protege la mucosa. Debes tomar un té con ambos ingredientes y verás resultados la misma semana.

El té verde

Este tipo de té, si se toma con regularidad, proporciona un contundente alivio a esta molesta condición Sus propiedades pueden disolver el moco hasta que se despegue suavemente de la garganta.

El aceite de eucalipto

Aplicar este aceite en el pecho es un excelente remedio para que las vías respiratorias se abran y se reduzca la producción de mucosidad. Aplicarlo regularmente, preferiblemente durante la noche, proporcionará un gran alivio.

¿Cuándo se debe acudir a un médico especialista?

Si constantemente presentas esta molestia y has probado con todos los tratamientos anteriores y aun así no consigues alivio, debes consultar al médico especialista para que haga una valoración profunda y determine por qué no se presentan mejoras.

Además, si notas que la sensación de flema constante se acompaña de dificultad para respirar, dolor en el pecho, dolor en los pulmones, debes acudir de inmediato con un especialista para que pueda descartar que no se trate de una enfermedad grave.

Si en el momento que logras escupir la flema, observas que hay presencia de sangre en la misma, también debes ir con el médico.

Referencias

https://epi.publichealth.nc.gov/cd/tb/docs/InstructionsforCollectingSputumforTB_sp.pdf

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin