Saltar al contenido

Bronquitis crónica tratamiento natural

Bronquitis crónica tratamiento natural

La bronquitis es una patología de los pulmones que causa inflamación en las vías respiratorias, también llamadas tubos bronquiales, que son una especie de tubo a través de los cuales el aire que respiramos llega a los pulmones. Cuando se inflama está área se forma una mucosidad que obstruye el paso del aire hacia los pulmones, haciendo cada vez más difícil la respiración.

A esta mucosidad se le conoce con el nombre de esputo y es la responsable de la dificultad para respirar, generando, además, una sensación de opresión en el pecho en diferentes intensidades. El periodo de duración de la bronquitis es lo que determina su carácter como aguda o crónica.

Generalidades de la bronquitis

Para que la bronquitis sea considerada como una patología crónica, debe tener una duración de más de 3 meses. Suele ser bastante que frecuente que se presente junto con otros problemas de las vías respiratorias como con enfisemas pulmonares. En estos casos al conjunto de patologías se le llama enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, por sus siglas.

Síntomas de bronquitis crónica

Los síntomas de la bronquitis, crónica o aguda son los mismo, lo único que las diferencia es la duración de los mismo. Si se presentan estos síntomas por más de tres meses, se trataría entonces de una bronquitis crónica:

  • Tos persistente.
  • Esputo o producción de mucosidad. Este esputo puede variar en colores y tonalidades entre blanco, verde y gris amarillento. En raros casos llega a verse presencia de sangre.
  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga constante.
  • Sensación de opresión en el pecho.
  • Escalofríos y fiebres ligera.

Causas de bronquitis crónica

El humo del tabaco es el principal responsable de esta patología, bien sea que se trate de un fumador pasivo o activo, otras causas son exposición constante a químicos irritantes, polvo y otras sustancias que van irritando las vías respiratorias haciendo que se produzca una mucosidad en ellas.

Tratamientos convencionales

Usualmente el tratamiento utilizado para la bronquitis crónica se basa en el consumo de antibiótico, que ayude a eliminar la infección presente en las vías respiratoria y que pudiese estar también en los pulmones. Esta enfermedad trae como consecuencias afecciones a nivel integral del organismo, pues los pulmones no reciben suficiente oxigeno para suministrarle a todo el cuerpo.

Es por ello por lo que actualmente muchos médicos acuden a la oxigenoterapia como un método para ayudar a la recuperación de los pacientes de cuadros de bronquitis crónicas.

Tratamientos naturales para la bronquitis crónica

Son cada vez las personas que optan por mejorar su salud utilizando remedios naturales, pues resultan ser sumamente económicos, usualmente fáciles de conseguir y no ponen en riesgo la salud integral. Entre las múltiples opciones naturales para tratar esta patología de las vías respiratorias, se encuentran:

Cúrcuma

Se trata de uno de los ingredientes, presente en muchas cocinas que ayudan a conservar la salud, mejorando muchos problemas, principalmente aquellos que se deben a inflamaciones pues posee propiedades desinflamatorias que ayudan a combatir los síntomas de manera efectiva.

Para tratar la bronquitis simplemente debes diluir una cucharadita de cúrcuma en un vaso de leche tibia y consumirlo minino 3 veces al días, teniendo la previsión de hacerlo lejos de las comidas para dar tiempo a que haga su efecto.

Jengibre, miel y limón

Las propiedades desinflamatorias y antibióticas de estos ingredientes resultan ser excelentes para tratar patologías de las vías respiratorias y más aún cuando se los consumen junto, potenciando sus efectos.

Para este tratamiento solo debe tomar un té, mínimo 3 veces al día, preparado con un pedacito de jengibre y medio limón exprimido y endulzarlo con miel al gusto. Al igual que con la cúrcuma, su consumo debe estar alejado de las comidas.

Además de ayudar con los bronquios, este té ayuda a mantener la salud del estómago y del intestino, ayudando a la flora intestinal, al mismo tiempo que brinda alivio a síntomas estomacales.

Cebolla

Gracias a sus propiedades como expectorante, resulta se muy útil para el tratamiento de la bronquitis crónica, ayudando a eliminar las flemas y apreviniendo su formación, por lo que se la puede consumir de manera preventiva.

Simplemente debes consumir una cucharada del jugo puro extraído de una cebolla, estando en ayuda. Es un tratamiento muy sencillo que puede ayudar a mejorar la salud de las vías respiratorias y conservarla durante épocas de riesgo, como es el caso del invierno.

Almendra

El consumo de almendras acompañadas de leche tibia ayuda a eliminar gérmenes y bacterias, pues conjuntamente tienen propiedades antibacterianas que ayudan a limpiar las vías respiratorias, aportando una gran cantidad de calcio, potasio y magnesio. Basta con que incluyas en el desayuno un puñado de almendras y las acompañes con un vaso de leche tibia.

Malva

Consumir asiduamente infusiones de malva, resulta ser de gran ayuda para aliviar los síntomas de la bronquitis, ayudando a relajar la zona torácica. Simplemente debes hervir unas hojas de malva en una taza de agua y consumirla tibia, si quieres puedes endulzarlo con miel. Esto ayuda a expulsar la flema y a desinflamar los bronquios.

Orégano

Sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias lo convierten en uno de los mejores ingredientes para tratar los casos de bronquitis crónicas de manera natural y efectiva, ayudando a aliviar los síntomas, reduciendo la inflamación y aliviando la tos, al mismo tiempo de descongestiona las vías respiratorias.

Puede consumirse en forma de té o simplemente agregarlo a las comidas para arles sabor.

Masajes

Los masajes basados en drenaje linfático ayudan a aliviar los síntomas de varios problemas relacionados a las vías respiratorias. Se basan en una técnica de suaves presiones que se hacen con las manos en zonas estratégicas del cuerpo, por parte de un terapeuta especialista, esto ayuda a incrementar la circulación de los líquidos en el organismo, evitando la retención de proteínas.

Aceite de eucalipto

Para acompañar los masajes a nivel pectoral, el aceite de eucalipto es ideal, pues ayuda a relajar y despejar las vías respiratorias, es por ello por lo que se trata de uno de los aceites por excelencia.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin